Selecciona la ubicación en donde deseas el servicio:

La ubicación detectada es:

¿es donde quieres instalar el servicio?

No Si

Ingresa tu dirección:

Extendiendo la vida de los desechos

Blog

Extendiendo la vida de los desechos Extendiendo la vida de los desechos

Extendiendo la vida de los desechos

¿Qué es basura? Hay muchas respuestas para esa pregunta y la verdad es que el concepto es relativo.

23 Junio 2021

Por Laura Peiter

¿Qué es basura? Hay muchas respuestas para esa pregunta y la verdad es que el concepto es relativo.

Para algunas personas es algo que no les sirve más, que agotó su tiempo de uso. Pero para otras, es subsistencia.

En la naturaleza, la ?basura? no existe, pues todo se recicla o es reaprovechado por otros animales, insectos o por el proprio suelo, cumpliendo así un ciclo perfecto en donde todo tiene valor. De hecho, nosotros, los humanos, somos los únicos seres vivos que generamos residuos que no pueden ser aprovechados por otros ecosistemas.

Pensando en ese ciclo natural perfecto, existe un concepto similar aplicable a la realidad de nuestra sociedad: la economía circular. Basada en la idea de que todo lo que nosotros producimos, compramos, usamos y descartamos puede (y debe) volver a un ciclo que emule el de la naturaleza, o sea, ser reutilizado, reciclado o convertido en otro material.

Hoy vivimos lo que llamamos economía lineal. Por ejemplo, para producir una botella plástica es necesario extraer petróleo, fabricar el plástico, luego la botella que va a las tiendas y que luego es comprada por un consumidor que la usa y descarta en menos de 2 minutos. Es decir, la vida útil de un envase de plástico para contener líquidos es de 120 segundos. Finalmente va a un vertedero o al entorno y se descompone en un período de tiempo que podría ser de hasta 500 años. Ahora imagina que además de esa botella, otro millón más son compradas cada minuto en el mundo.

Esa es la realidad de gran parte de los productos que consumimos diariamente, lo que convierte la basura en un problema global grave. Hay datos que estiman que en el 2050 podría existir más plástico que peces en el océano, y que, con el aumento poblacional, la gestión de residuos estará fuera de control.

¿Y si le damos un segundo chance a los residuos?

La economía circular propone una nueva manera de producir y consumir, donde todos los miembros de la cadena de consumo somos responsables de devolver residuos al ciclo. Esto implica repensar el diseño y materiales de producción de un producto, utilizar material reciclable y reciclado, así como la posibilidad de extender la vida útil al máximo para, finalmente, garantizar un producto que su materia prima inicie nuevamente el ciclo.

En el caso de los equipos electrónicos, un 75% de todos los componentes existentes en un teléfono móvil son aptos para otros usos. Con el avance tecnológico, se ha generado un consumo de equipos electrónicos constante y creciente. Por lo tanto, cuando vendemos, regalamos o incluso enviamos a reciclaje los equipos que ya no usamos, estamos garantizando que ese dispositivo aún aporte valor a otras personas.

Esta es una de las premisas que motiva el esfuerzo de reciclaje en equipos electrónicos que realizamos aquí en Claro. Somos la primera empresa del sector en incorporar en sus centros de atención a clientes contenedores especiales en los que puedes llevar los equipos electrónicos que ya no usas. Nos encargamos de continuar el ciclo de reciclaje con proveedores calificados, quienes aprovechan las piezas que se pueden reutilizar y descartan correctamente el resto para evitar que sus componentes tóxicos afecten el medio ambiente.

El modelo de economía circular puede parecer retador porque nuestra sociedad no está acostumbrada a ello y sus procesos de descarte no han sido comprendidos bajo las premisas de este concepto. Sin embargo, es lo que debemos adoptar para prevenir que los problemas que ya enfrentamos con la basura sean irreversibles en un futuro próximo.

Por eso, algunas recomendaciones de cómo puedes llevar un estilo de consumo más circular:

Compra productos que sean hechos de material reciclado preferiblemente. Si es posible adquiérelos sin empaques. Sugerencia de tiendas como @zeroRD, @ceroplast.

Lleva tus propias fundas reutilizables al supermercado, evita utilizar las plásticas. Las grandes cadenas de supermercados disponen de éstas.

Usa y reutiliza al máximo un producto que compraste y su empaque. ¡Se creativo!

Si llegaste al final de la vida útil de un producto, descártalo de forma que pueda ser reciclado cuando sea posible. Hay muchas opciones de empresas en el país que reciben todo tipo de residuos para reciclar. Como @greenlove, @ecoservice, @7amrecycling.

Adopta estas simples medidas en tu forma de consumo y aporta de esta manera al cuidado de tu entorno y el planeta.

Sobre el autor


Laura Peiter, Gerente de Sustentabilidad en Claro Dominicana

Laura Peiter es gerente de Sustentabilidad en Claro Dominicana, graduada de Ingeniería Ambiental en Universidad Católica de Río de Janeiro, con un MBA ejecutivo en Marketing de la Fundación Getulio Vargas y Ohio University. Tiene 12 años de experiencia en el área de sostenibilidad, tanto en organizaciones no gubernamentales, como en el sector privado.


Comparte

Noticias relacionadas

Fortalecimiento de los negocios a través de la conectividad

¿Qué es realmente la movilidad empresarial?

Salud digital: el rostro de la atención médica y su práctica en la próxima década

Satisfacción de colaboradores, un factor esencial para el éxito de la compañia